Straps: Qué son, cómo y por qué utilizarlos

straps

Probablemente el término de straps o agarraderas te sea familiar en términos de entrenamiento de fuerza. Powerlifters, strongman y halterófilos, entre otras disciplinas, utilizan esta herramienta en sus entrenamientos. Pero, ¿Qué son los straps? ¿Cómo utilizarlos y por qué? En este artículo abordaremos todo los conocimientos necesarios para utilizar esta herramienta de la forma más eficiente.

¿Qué son los straps?

Los straps o agarraderas son unas correas que miden de 2 a 3 centímetros de ancho y entre 30 y 40 centímetros de largo. El material con el que se fabrican puede ser cuero, nylon o lona. El modelo básico tiene uno de los extremos cosido, haciendo una especie de lazo para de esta manera poder pasar el otro extremo por dentro del lazo y permitir una correcta sujeción.

Existen otros modelos que facilitan el proceso de sujeción, o incluso con unos ganchos añadidos. En este artículo nos centraremos en los straps convencionales.

¿Cómo ponerse los straps?

Para colocar de manera correcta los straps el procedimiento es sencillo. Pasaremos el extremo libre a través del lazo ubicado en el otro extremo, dentro de la formación de este nudo se encontrará nuestra muñeca. El sobrante de la agarradera irá enrollado en la barra o mancuerna, a lo largo de la palma de la mano hasta el dedo pulgar.

Es conveniente no enrollarlo todo en un mismo punto para evitar que se amontone y no podamos cerrar bien la mano ni agarrar la barra. Una vez que hayamos colocado los straps es conveniente darle vueltas a la barra para asegurar con firmeza el agarre y no nos perjudique mientras realizamos el ejercicio.

Ten paciencia, este proceso pese a parecer sencillo puede llevar más tiempo del que piensas. Practica y encuentra la manera en la que estés más cómodo y los straps estén sujetos con firmeza a la barra, de lo contrario siempre existe el riesgo de lesión.

¿Por qué utilizar straps?

La principal función de las agarraderas es que permiten manejar más peso del que la fuerza de tus manos o antebrazos te permite sin preocuparte por el agarre. Esto quiere decir, que si tienes la fuerza suficiente para realizar peso muerto pero fallas debido a que tus manos se abren y no te permiten seguir hacer más repeticiones, con los straps puedes solventar este problema.

Otra función muy importante es la de proteger las manos. Esta función va en relación con la explicación anterior. Seguramente te haya pasado alguna vez que has notado las manos doloridas o algún callo roto. Con las agarraderas podemos seguir entrenando para que el dolor de manos no vaya a más y podamos finalizar el entrenamiento.

Es muy importante no abusar de esta herramienta, ya que a la larga puede resultar contraproducente. Debemos limitar el uso de straps a los ejemplos anteriores si no hay otro remedio. De lo contrario nunca fortaleceremos nuestras manos y antebrazos, y siempre tendremos problemas con la fuerza de agarre.

Como recomendación personal, si nunca has tenido problemas con el agarre no utilices las agarraderas solamente porque lo hayas visto en algún vídeo, te lo haya recomendado alguien o lo hayas leído en este artículo. Mejora tu fuerza de agarre y si en determinado momento notas que te hace falta un plus de ayuda si puedes plantearte su uso.


Artículos que te pueden interesar


Suscríbete a nuestro boletín y recibe las últimas novedades en tu correo.


¿Te ha servido de ayuda el artículo? ¡Compártelo en redes sociales!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *