John Kuc fue el powerlifter más temido de los años 70. Es conocido por su fuerza sobrehumana y su actitud mental. Tiene una de las mejores psiques para el levantamiento de pesas. Durante las competiciones apenas se relacionaba con nadie.

Siempre ha dicho que el entrenamiento es algo serio y socializar demasiado destruye el estado mental adecuado que necesita para fortalecerse.

¿Cómo era John Kuc?

John es pura pasión, fuerza de voluntad y amor. Ama el Powerlifting. Siempre tuvo un objetivo en mente, levantar pesas y establecer récords mundiales. Especialmente cuando llega el momento del peso muerto. Siempre tuvo visión de túnel y solía desvanecerse todo a su alrededor. Siempre permanecía callado y pasaba casi desapercibido en la mayoría de las competiciones. Era un levantador muy humilde. Tenías que sacarle la información casi por la fuerza y apenas alardeaba de sus logros.

La leyenda del Powerlifting Jim Duggan escribió esto sobre John Kuc: «Recuerdo haber calentado con él. Tenía a dos estudiantes de secundaria con él, y cargaban el peso por él. Nunca tocó un disco. No hablaba con nadie. Si querías cambiar el peso de la barra, debías hablar con sus lacayos, que le transmitían cualquier mensaje a Kuc, mientras él se sentaba en un banco y miraba fijamente al frente. Tenía un comportamiento extraño, pero supongo que la grandeza establece sus propias reglas.»

A continuación puedes leer la historia del atleta que muchos expertos consideran el mejor levantador de todos los tiempos. El 9 veces campeón mundial Larry Pacifico lo llamó el «Hombre misterioso» de Powerlifting.

La historia de John Kuc

John Kuc nació en 1946 en Pensilvania. John, de origen polaco, comenzó a entrenar en su casa a la edad de 15 años. Su objetivo era aumentar el tamaño y la fuerza para el fútbol, ​​la lucha y el atletismo. Medía 180 cm (sigue midiendo lo mismo) y pesaba 72 kg. Entrenó durante tres años mientras estaba en el instituto bajo sus propios conocimientos. Con este método ganó 15 kg. Después del instituto se unió al Cuerpo de Marines y luego se interesó de nuevo en el entrenamiento con pesas.

John recibió algunas instrucciones de los sargentos Bill Floyd y Dave Byrd, que eran instructores de educación física en la marina. Fue aquí donde John aprendió sobre el Powerlifting y decidió comenzar a entrenar con ese objetivo. «Mientras estaba en la Marina, algunos de los muchachos entrenaban para Powerlifting y el lado competitivo del deporte me atrajo. Comencé a practicarlo como un pasatiempo y antes de dejar la Marina ya había participado en tres competiciones.»

«Cargamos 225 kilos en la barra y sin ningún tipo de ejercicio de calentamiento lo levanté con facilidad. El peso muerto era un regalo, pero al mismo tiempo estaba teniendo dificultades para presionar 100 kilos en press banca«.

Su primera competición de Powerlifting

Su primera competición fue el Campeonato Southland celebrado en Daytona Beach, Florida, en enero de 1969. Fue un evento cerrado, pero fue la primera vez que ganó y fue la emoción más grande de su vida. Después de Daytona, tuvo la confianza y arrojo necesarios para acudir a grandes eventos. Pronto habría un solo objetivo en su vida. Su objetivo era convertirse en el mejor levantador de su categoría de peso.

En 1970 fue dado de baja del Cuerpo de Marines. Su regreso a la vida civil casi destruyó sus planes. El único trabajo que pudo encontrar fue volver a la construcción. En ese momento se disgustó y dejó de levantar. Durante dos meses no tocó una barra. Comenzó a acostumbrarse a su trabajo, por lo que volvió a entrenar de nuevo. No entrenaba fuerza, porque después de un largo día de trabajo solo le quedaba fuerza para entrenar enfocado al culturismo.

Más adelante pudo volver a entrenar con normalidad y realizó algunos de los mejores entrenamientos de su vida durante los próximos dos años. Estos fueron los años que experimentó las mayores ganancias de fuerza.

1er Campeonato Mundial de Powerlifting

En noviembre de 1971 se celebró el 1er Campeonato Mundial en York, Pennsylvania. Por esta época, John conoció a un levantador de Scranton que había levantado 955 kg, Big Jim Williams. Kuc conducía los fines de semana para entrenar con el. Jim tenía una gran sentadilla, un gran press banca y un peso muerto bajo. Desde aquel momento se convirtieron en compañeros de entrenamiento.

Jim Williams estuvo en prisión en varias ocasiones en los años 60. Pero muchos levantadores comentaban que era un gigante humilde y relajado a pesar de su pasado. En las competiciones de Powerlifting, solía hablar, reír y divertirse con sus competidores. En el lado opuesto se encontraba John Kuc. Él ignoraba por completo a los competidores y se centraba en sí mismo. No hablaba con nadie. Incluso se quejó del gran Don Reinhoudt, quien le ofreció una sonrisa y un apretón de manos. John tenía una gran motivación y fuerza de voluntad. Es por eso que Jim Williams y John Kuc encajaban bien y forman una simbiosis perfecta.

Su vida después del Powerlifting

John escribió un libro: John Kuc habla sobre Powerlifting. También fundó con su amigo Bob Gaynor la tienda «Kuc’s Fitness-Shop «. De esta manera se mantuvo conectado con el deporte. En la primavera de 1988, su amigo Bob Gaynor anunció la renuncia de John. John Kuc tiene 73 años y sigue entrenando 4 veces por semana. Se rumorea que sigue levantando 300 kg cuando hace peso muerto.

Fuente: https://www.neckberg.com/john-kuc-strong-silent-type

Deja una respuesta