Soy Powerlifter

Mujeres pioneras en el entrenamiento de fuerza

Mujeres pioneras en el entrenamiento de fuerza

En los últimos años, los deportes de fuerza en su conjunto han crecido, pero en el lado femenino hemos visto incluso un aumento aún mayor de participación. Cada vez más mujeres comienzan a ver la fuerza como algo normal, y no como algo solo para hombres. A raíz de este tema, es un buen momento para recordar a algunas de las mujeres pioneras en el entrenamiento de fuerza.

3 mujeres pioneras en el entrenamiento de fuerza

Este es un pequeño listado sobre algunas de las más increíbles atletas de fuerza que ayudaron a allanar el camino para las mujeres hasta el día de hoy. Hay un montón de atletas actuales y del pasado que continuamente ayudan a convertir la fuerza en una norma en la sociedad, y no algo que debería limitarse a los hombres. En este artículo nos centraremos en algunas de las mujeres pioneras en el entrenamiento de fuerza más reconocidas.

Abbye «Pudgy» Stockton

Nacida en Santa Monica, California, en 1917, Abbye contribuyó en gran medida a allanar el camino para las atletas de fuerza en la actualidad. Trabajó como operadora telefónica ganándose el apodo de «Pudgy» porque según los estándares de la época era regordeta.

Para deshacerse de este apodo, Abbye comenzó a entrenar con pesas a finales de la década de 1930, algo inaudito para la mayoría de las mujeres. Poco después de comenzar a entrenar regularmente, comenzó a ganar reconocimiento en la famosa Muscle Beach de Santa Mónica, donde trabajó junto a Joe Gold y George Eiferman.

Abbye medía 152 centímetros y pesaba alrededor de 52 kilos, y tenía una lista bastante impresionante de récords personales. Su mejor press sobre la cabeza fue de 45 kg, 47 kg en arrancada, y 61 kg en dos tiempos. Aunque estas cifras pueden no parecer demasiado impresionantes, recuerda que esto fue en 1947. Además Abbye organizó algunas de las primeras competiciones para mujeres.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Abbye abrió un gimnasio para mujeres en Sunset Boulevard (uno de los primeros, si no el primero en ese momento). En 2006, Abbye falleció a la edad de 88 años. Cuando se le pidió que resumiera su vida en 2002, Abbye dijo: «La gente solía decir que si las mujeres entrenaban, se volverían masculinas o no serían capaces de quedarse embarazadas. Nos reímos porque sabíamos que estaban equivocados».

Katie Sandwina

Nacida en Viena, Austria en 1884, fue una de las mujeres pioneras más fuertes del mundo hasta el día de hoy. El nombre original de Sandwina era Katharina Brumbach, adoptó el nombre de Katie Sandwina durante su carrera circense de strongwoman.

En su carrera con el circo, realizó hazañas con su familia que todavía hoy están relativamente intactas. Su padre (un hombre que era conocido por levantar 225 kilos con un dedo) ofrecería a los hombres del público un premio en metálico si derrotaban a Sandwina en la lucha libre. Nunca nadie lo consiguió.

Brumbach medía 181 cm y pesaba 95 kg. No adoptó el nombre de «Katie Sandwina», también conocida como «La gran Sandwina», hasta que se mudó a Nueva York a principios del siglo XX. Fue en este momento cuando uno de sus circos con sede en Nueva York ofreció un desafío a la multitud y el gran Eugen Sandow lo aceptó. En ese momento, Sandow a menudo era considerado como el «especimen masculino perfecto» y era conocido por sus impresionantes dotes de fuerza.

Brumbach y Sandow avanzaron en su desafío hasta que ambos se encontraron con una pesa de 136 kg frente a ellos. Brumbach fue capaz de levantarla sobre su cabeza con un brazo, mientras que Sandow solo pudo llegar hasta su pecho: había sido derrotado, lo que le valió a Brumbach el nombre de Sandwina (era un homenaje al gran Sandow).

En 1911, una periodista llamada Kate Carew escribió un artículo sobre Katie Sandwina sobre su carrera y lucha de las mujeres contra la sociedad. Fue uno de los primeros artículos de este estilo y ayudó a mostrar que, aunque Sandwina era fuerte, también era femenina y hermosa.

Una descripción de Sandwina del artículo de Carew decía: «Sandwina no era para nada masculina y aunque sus brazos podían levantar 110 kg por encima de su cabeza, eran flexibles y lo suficientemente lisos como para lucir en un vestido de baile. No son unos terribles brazos musculosos, solo una pequeña ondulación debajo de la piel, como ratones jugando en un colchón.»

Elise Gillaine Herbigneaux

Gillaine Herbigneax, conocida como Miss. Apollina, nació en 1875 en Bélgica. Cuando era una niña de ocho años, a Apollina siempre le gustaba participar en actividades consideradas en ese momento solo para hombres. Ella imitó a los strongman de la época practicando los ejercicios de fuerza que se realizaban en el circo.

Para perseguir su sueño de algún día actuar en un gran escenario como strongwoman y luchadora, Apollina, de 16 años, se mudó a París (un lugar popular en este momento para estos artistas y atletas). Tomó una buena cantidad de tiempo, pero el nombre de Apollina finalmente comenzó a ganar reconocimiento en la comunidad de circo y lucha cuando comenzó a emerger como luchadora dominante entre mujeres y hombres.

Apollina medía 152 cm y pesaba 84 kg. Se convirtió en campeona mundial de lucha después de derrotar a 40 mujeres en un concurso. Su principal reconocimiento era la lucha libre, pero algunas de sus hazañas de fuerza más populares fueron las siguientes: 47 kg de arrancada a una mano, levantar una barra con 50 kg ocho veces por encima de la cabeza y caminar bailando con una barra de 250 kg en su espalda.

En España también tenemos a mujeres pioneras en el entrenamiento de fuerza, como puede ser Gema Cristóbal, la única campeona del mundo de Powerlifting española.

Fuente: https://barbend.com/female-strength-pioneers


Banner tienda

¡Comparte el artículo en redes sociales!

Artículos que te pueden interesar



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

👕 Tienda Soy Powerlifter 🛍️

Avatar
Holler Box