Soy Powerlifter

Tipos de levantadores en Powerlifting

tipos de levantadores en Powerlifting

Existen muchos tipos de levantadores en Powerlifting, cada uno destaca por unas características únicas. En este artículo vamos a centrarnos en dos tipos: los levantadores explosivos y los levantadores sufridores.

Sabemos que existen otros tipos de levantadores en Powerlifting, pero vamos a abarcar el tema de la manera más sencilla posible. Para identificar si eres un levantador explosivo o un levantador sufridor a continuación puedes ver dos listas de las características más notables de cada tipo.

Características de los tipos de levantadores en Powerlifting

Levantador explosivo:

  • Destaca por su explosividad, potencia y velocidad.
  • No es demasiado bueno realizando múltiples repeticiones.
  • Baja capacidad de resistencia reducida.
  • Todos sus levantamientos son muy rápidos.
  • Poco poder de sufrimiento.
  • Comúnmente puede realizar un levantamiento fácil y el siguiente ser nulo.
  • Rápido durante la ejecución del movimiento, pero pierde cierta velocidad a medida que se encuentra en la parte final del movimiento.

Levantador sufridor:

  • No destaca por su velocidad explosiva.
  • Bueno a repeticiones con pesos altos.
  • Puede soportar un volumen alto de trabajo.
  • Puede mantener la tensión muscular durante series largas.
  • Cada repetición puede parecer lenta, pero son muy similares en cuanto a técnica.
  • Sabe cómo sufrir con pesos máximos.
  • Lento durante la ejecución del movimiento, pero gana velocidad a medida que mueve el peso.

Seguramente te hayas identificado con alguna de las dos categorías. No tienes por qué coincidir en todas las características listadas para pertenecer a un grupo, pero sí que es cierto que algunas de ellas sí que serán más precisas.

Como hemos comprobado, cada tipo de levantador tiene sus ventajas e inconvenientes. Ahora bien, siempre tenemos que intentar eliminar nuestros puntos débiles ya sea en sentadilla, press banca o peso muerto. Si queremos seguir progresando tenemos que minimizar nuestras deficiencias como levantador.

Mejorar siendo un levantador explosivo

Si te identificas más como un levantador explosivo, también necesitas aprender cómo luchar en las repeticiones más forzadas.

Los pertenecientes a este grupo no deben abandonar el trabajo de velocidad, pero es importante saber cómo luchar y no abandonar en cuanto la velocidad de ejecución disminuye.

Para este grupo de levantadores se debe atacar concretamente al punto de estancamiento de cada ejercicio. Una muy buena opción es realizar ejercicios parciales como pin press, sentadilla al cajón o rack pull.

Es importante detectar la altura concreta de nuestro punto de estancamiento para configurar los soportes a la medida exacta. Debes contar con algún compañero que te ayude por motivos de seguridad, ya que se mueven cargas superiores a nuestro 1RM.

Mejorar siendo un levantador sufridor

De lo contrario, si te identificas más como un levantador sufridor, necesitas mucho trabajo de velocidad para aprender cómo mover el peso con explosividad.

Una manera óptima de trabajar la velocidad es manteniendo la carga por debajo del 60% y realizar repeticiones únicas. Puedes realizar de tres a cinco series de una repetición y tomar este ejemplo como base.

A medida que asimiles el trabajo de velocidad puedes incluir series extra, o añadir ejercicios con pausa.

El motivo de realizar repeticiones únicas es el de extrapolar estos movimientos como si de una competición se tratase. Si realizamos más de una repetición en cada serie es probable que descuidemos la técnica o la velocidad disminuya.

Una vez hemos aprendido a mejorar la velocidad de ejecución, podemos añadir elementos extra como bandas de resistencia o cadenas. Siempre ten presente que buscamos mejorar la velocidad. Si la velocidad de ejecución disminuye no vamos a sacar provecho del entrenamiento.

Sin importar del grupo al que pertenezcamos, realizaremos el trabajo como ejercicios auxiliares añadiéndolos a nuestro programa actual.

Es importante mantener la técnica correcta, por lo que en el caso de los ejercicios de explosividad realizaremos repeticiones únicas al principio. En el caso de los ejercicios parciales además de mantener las repeticiones bajas, debemos comenzar con un peso que no supere nuestro 1RM.

Ya tendremos tiempo de añadir más repeticiones y más peso. Lo importante siempre es no descuidar la técnica.


Banner tienda

¡Comparte el artículo en redes sociales!

Artículos que te pueden interesar



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Asesorías de Powerlifting 💪!

Avatar
Holler Box