Soy Powerlifter

Trucos sucios en Powerlifting

Trucos sucios en Powerlifting

Si hay que destacar un factor determinante en Powerlifting es la camaradería. Los powerlifters suelen ser gente amable y sencilla. Siempre ofrecen su ayuda en todo momento durante una competición y el ambiente general es bastante agradable. Pese a ser gente amable, no debemos olvidar que en una competición uno de los objetivos principales es ganar, por este motivo vamos a ver algunos de los trucos sucios en Powerlifting que puedes emplear durante una competición.

Trucos sucios en Powerlifting durante una competición

Cuando hablamos de trucos sucios en Powerlifting nos referimos a métodos que nos permitan ganar cierta ventaja competitiva. Nunca se debe perjudicar directamente a ningún levantador. Siempre tienes que tener claro el código de conducta en una competición de Powerlifting. Vamos a ver algunos de los trucos sucios que muchos levantadores utilizan durante estos eventos.

Para tu primer intento en sentadilla, escoge un peso que te permita conseguir una buena profundidad. De esta manera los jueces pensarán que la profundidad no es algo por lo que deban preocuparse. Después de eso, puedes realizar tu segundo y tercer intento con una profundidad menor y recibir el beneficio de la duda. Si siempre estás en el límite de profundidad, vas a llamar más la atención.

En la zona de calentamiento, quéjate de todo. Comenta que el grip de las barras es resbaladizo, que las plataformas no están en buenas condiciones o que los puestos de calentamiento están demasiado juntos. No se trata de ser una persona maleducada ni molesta. Se trata de meterse en la cabeza del resto de competidores. Comenzarás a implantarles estas ideas y esto puede afectar a la forma en la que afronten la competición. Ninguna de las quejas tienen que ser ciertas en lo más mínimo, solo se trata de crear dudas.

Si estás en posición de optar a podium, puedes hacer creer al resto de competidores que no eres una amenaza seria para la competición. Puedes alegar molestias o una mala preparación. Todo vale para que el resto de levantadores no piensen en estrategias para vencerte.

No preguntes si puedes o no realizar una acción determinada. Si el reglamento no dice que es ilegal, es legal. Esta puede ser tu principal ventaja. Primero tienes que hacer trampa, y después de hacer trampa, entonces se tomará una decisión. Nunca han expulsado a nadie de una competición por hacer algo que no fue informado en el reglamento. Para este punto es interesante que sepas cuales son los motivos de nulo en Powerlifting.

Muchas competiciones se deciden en peso muerto, y puedes aprovecharlo a tu favor. Está permitido cambiar dos veces el último intento de peso muerto. Es el momento de jugar al despiste e incrementar sustancialmente el siguiente intento forzando a tu máximo rival a que siga tu ejemplo. Si no es el caso, puedes cambiarlo y poner un peso asequible. Si tu rival incrementa al igual que tu, también puedes volver a bajarlo con la intención de que el otro levantador falle su último intento.

Como has podido comprobar, son trucos sucios en Powerlifting que no ponen en riesgo la integridad de ningún rival. En ningún momento te saltas el reglamento, ni haces nada moralmente reprochable. Son unas tácticas para ganar una ventaja competitiva utilizando la picardía. Si conoces alguna táctica distinta no olvides dejarla en los comentarios.


¡Comparte el artículo en redes sociales!

Artículos que te pueden interesar



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Asesorías de Powerlifting 💪!

Avatar
Holler Box