Soy Powerlifter

Barras para Powerlifting

Barras para Powerlifting

Existen diferentes tipos de barras para Powerlifting que nos permitirán añadir variedad a nuestros entrenamientos y seguir progresando de una manera más eficiente. En este artículo hablaremos sobre las barras más famosas y descubriremos las ventajas de cada una de ellas.

Tipos de barras para Powerlifting

Antes de comenzar a hablar de las barras para Powerlifting que existen actualmente en el mercado, vamos a empezar con la clásica barra olímpica. Si estás inmerso en el mundo del entrenamiento de fuerza, en concreto del Powerlifting, deberías conocer esta barra.

La mayor parte del entrenamiento de un Powerlifter se basa en torno a los ejercicios básicos, con la barra olímpica como eje central.

Barra Olímpica

¿Qué diferencia hay entre una barra olímpica y una barra normal de gimnasio? A simple vista para alguien inexperto pueden ser mínimas. Quizá las que más llama la atención puede ser las dimensiones de ambas.

Si entramos en detalle veremos que las diferencias son mucho más que el tamaño. Por ejemplo, centrándonos en una barra olímpica estándar, debe pesa exactamente 20kg y no tener una longitud mayor de 2.20 metros.

Por otro lado, una barra convencional de gimnasio no asegura que el peso ni la longitud sean exactos respecto a otras barras de características similares.

A cada extremo de la barra olímpica encontramos unas mangas de carga rotatorias, con unas medidas comprendidas entre 50mm y 52mm de diámetro. El hecho de que estas mangas sean rotativas es la gran diferencia frente a una barra convencional de gimnasio. El motivo de que las mangas sean giratorias es debido a la reducción de la resistencia que producen los discos en la barra al poder rotar sobre su eje. Gracias a la rotación de las mangas podemos prevenir molestias en las articulaciones.

Si trabajamos para mejorar la fuerza seguramente nos gustaría entrenar con una barra que soporte el peso que manejamos, o el que consigamos mejorar en un futuro. Para este cometido la barra olímpica funciona a la perfección. Dependiendo del modelo puede soportar cargas de peso bastante elevadas.

Mientas que con una barra convencional de gimnasio no nos asegura nadie que cuando carguemos 200kg esta vaya a soportar el peso y no se doble, o incluso se parta algún extremo. Como podemos ver, una barra olímpica nos ofrece una mayor seguridad.

A grandes rasgos hemos podido comprobar las diferencias que hay entre ambas barras, y conocer un poco más en detalle la barra más común en el entrenamiento de fuerza. A continuación veremos los tipos de barras para Powerlifting especiales que existen y sus características.

Safety Bar

Una de las barras para Powerlifting con mayor renombre en los últimos años, y lo ha conseguido por méritos propios. La Safety Bar tiene unas características especiales que la hacen única. Una de esas características es el tipo de agarre, por delante de nuestro cuerpo y tipo neutro. Gracias a este agarre reducimos la tensión sobre los hombros, algo fundamental si tenemos molestias o queremos mejorar la recuperación de los hombros de una sesión de entrenamiento anterior.

Otra ventaja de la Safety Bar es poder trabajar el tren inferior junto con la espalda baja. La involucración de la espalda baja es debido al diseño de la barra, ya que cambia el eje de gravedad respecto a una sentadilla convencional, obligándonos a contrarrestar el recorrido del movimiento con los erectores espinales.

Esta barra no está recomendada para principiantes debido a que no es un movimiento del todo similar al que realizamos con una barra olímpica, y por lo tanto un principiante debería empezar por perfeccionar la técnica en sentadilla antes de probar cualquier barra especial.

Barra Camber

Existen varios formatos de barra Camber, ya sea para sentadillas, exclusivamente para banca o una barra mixta para poder realizar presses y remos. Nos centraremos exclusivamente en las dos últimas, concretamente en los movimientos de press.

El mayor beneficio de la barra Camber es la curva que se encuentra en la parte media. Des esta forma permite ampliar el rango de movimiento en mayor medida que una barra olímpica. Ampliando el rango del movimiento en ejercicios como press banca mejoraremos la parte donde la mayoría de personas suele fallar. Esto es la zona baja-media del movimiento, o lo que es lo mismo en el momento de despegue de la barra del cuerpo hasta que la barra está a unos 10cm del cuerpo.

Pero también tiene sus riesgos la barra Camber. Al ampliar el rango de movimiento y querer forzar más de lo que estamos acostumbrados o nuestra flexibilidad nos permite, podemos sufrir molestias en los hombros o incluso pectorales. Es conveniente bajar la barra hasta donde nuestra flexibilidad nos permita, con el paso del tiempo el rango de movimiento aumentará por sí solo.

Barra Apolón

Los orígenes de esta barra se remontan a 1892 de la mano (nunca mejor dicho) de Louis Uni, un Strongman Francés conocido por su increíble fuerza de agarre. La característica principal de esta barra es el grosor de la misma, 49mm, similar al de las mangas de una barra olímpica.

Los beneficios de la barra Apolón se centran en su mayoría a ejercicios de tipo Strongman, como presses por encima de la cabeza. Pero también podemos obtener beneficios sin practicar esta modalidad deportiva. Gracias al grosor de esta barra podemos realizar ejercicios para mejorar la fuerza de agarre y desarrollar el antebrazo, o añadir variedad a ejercicios que realizamos como puede ser peso muerto.

Una alternativa a esta barra pueden ser las empuñaduras Fat Gripz.

Barra Hexagonal

O también denominada Trap Bar; esta barra de diseño tan llamativo se puede emplear para incluir variaciones de ejercicios que realizamos en nuestros entrenamientos. Entre ellos se pueden encontrar ejercicios como peso muerto, paseo del granjero, encogimiento de hombros o incluso presses por encima de la cabeza.

En la mayoría de los casos el uso de esta barra se basa en la enseñanza del movimiento de peso muerto a novatos, personas con poca flexibilidad o con molestias en la zona lumbar. Si ninguno de los anteriores casos es el tuyo, la barra hexagonal no será la mejor opción para incluir en tus entrenamientos.

Estas son algunas de las barras para Powerlifting más utilizadas. Últimamente han aparecido muchas barras nuevas igual de interesantes, pero son más difíciles de encontrar en un gimnasio convencional.


Artículos que te pueden interesar


¿Te ha servido de ayuda el artículo? ¡Compártelo en redes sociales!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Apóyanos en Patreon!