Las sales de amoniaco se usan para una variedad de propósitos diferentes. Se utilizan para evitar que las personas se desmayen, para despertar a personas inconscientes y para conseguir la máxima concentración en algunas modalidades deportivas.

El ingrediente activo de las sales de amoniaco es el carbonato de amonio. Este ingrediente se encuentra en algunos productos de consumo alimenticio o en medicamentos.

¿Mejoran las sales de amoniaco el rendimiento deportivo?

Centrándonos en Powerlifting, pueden ayudarte a levantar más peso, pero no es que te hagan más fuerte. Las sales de amoniaco funcionan al dar una sacudida repentina de alerta y concentración. El aroma que desprende te despejará la cabeza, dándote confianza y consiguiendo que te centres en el levantamiento. Muchos levantadores han conseguido mejorar su repetición máxima después de oler estas sales.

Si alguna vez has visto una competición de Powerlifting o de Strongman, inhalar sales de amoniaco es algo bastante común.

¿Son peligrosas las sales de amoniaco?

En general, se consideran seguras, aunque pueden alterar las membranas mucosas y quemar las fosas nasales si las usas con demasiada frecuencia. Generalmente su uso debe estar reservado para entrenamientos muy exigentes o para competiciones.

¿Qué sales son las mejores?

Las sales suelen venderse en cápsulas de un solo uso o en botes. Los botes tienen el beneficio de que son reutilizables y duran varios meses. Si se conserva en buenas condiciones puede durar incluso casi un año. Entre las opciones más populares podemos encontrar las siguientes: Nose Tork, Cerberus y Strength Salts.

¿Hay alguna alternativa?

Es cierto que las sales aumentan el estado de alerta y la motricidad gruesa, pero lo hacen a costa de perder las habilidades motoras finas y las habilidades de toma de decisiones. Por ese motivo se recomiendan técnicas de respiración profunda antes de realizar un levantamiento, especialmente para los levantadores que no pueden controlar los nervios antes de la competición.

Se ha demostrado que la respiración profunda antes de un levantamiento reduce la ansiedad por el rendimiento y disminuye la frecuencia cardíaca. Para ciertos atletas, esto es mucho más beneficioso que los efectos de las sales.

Fuente: http://allthingspowerlifting.com/smelling-salts/

Deja una respuesta