Soy Powerlifter

Elegir categoría de peso en Powerlifting

Elegir categoría de peso en Powerlifting es una de las decisiones que muchas veces se pasan por alto. Antiguamente en los deportes de fuerza abundaban físicos pasados de peso. En la actualidad podemos encontrar físicos bastante estéticos y musculados. Ese debe ser el objetivo a la hora de elegir categoría de peso en Powerlifting.

Categoría de peso en Powerlifting

En Powerlifting existen categorías tanto de peso corporal como de edad. En este artículo nos centraremos en las categorías de peso corporal y aprenderás a escoger la categoría que más te conviene.

Para entrar en una categoría de peso, debes encontrarte dentro del rango especificado para dicha categoría. No puedes competir en una categoría en la que tu peso corporal no sea del mínimo requerido ni superior al límite.

categoría de peso en Powerlifting

¿Qué categoría de peso elegir?

Cuando te estás iniciando en las competiciones de Powerlifting la respuesta es fácil, debes elegir la categoría que se adapta a tu peso corporal actual. De esta manera irás a la competición con tu máxima fuerza y energía, algo importante para llevarte una buena sensación en tus primeras competiciones.

Si se da el caso en el que te encuentras prácticamente en medio de dos categorías siempre podrás perder uno o dos kilos o ganarlos para entrar en la categoría que más te interese.

Por norma general si se da el caso anterior, lo lógico será entrar en la categoría en la que tu peso corporal se acerque al máximo permitido. Es decir, si pesas 84 kg te beneficiará perder un kilo para meterte en la categoría de -83 kg. Si entras en la categoría de -93 kg con 84 kg vas a competir con gente de un peso superior que probablemente tengan más fuerza y un desarrollo muscular mayor.

Llegado el momento en el que puedas luchar por quedar entre los tres primeros en tu categoría o incluso ganar la competición, lo ideal será entrar en la categoría en la que nuestro cuerpo esté lo más libre de grasa posible. La mayoría de tu peso corporal debe ser músculo, de esta manera optimizarás tu rendimiento.

La grasa corporal no te da fuerza

Este es un mito comúnmente divulgado en todo aquel que se relaciona con el mundo de la fuerza. La grasa por sí sola no aporta nada de fuerza en un levantamiento. La grasa no se contrae ni mantiene una tensión como sí lo hace el músculo. La grasa es un elemento blando altamente comprimible.

La única manera en que la grasa puede beneficiarte es al reducir el rango de movimiento en press de banca o sentadilla. Pongamos el ejemplo de un competidor que esté bastante pasado de peso. Al realizar una sentadilla y tener bastante grasa en el vientre, esa grasa puede actuar como colchón contra sus piernas.

Conclusión

Cómo has podido comprobar, la grasa no nos da fuerza. Puede ayudarte en determinados ejercicios, pero no vas a conseguir ser más fuertes por tener más grasa.

Lo que realmente te va a ayudar a conseguir ser más fuerte es tener un porcentaje bajo de grasa corporal. Este es el camino para ser verdaderamente competitivo.


Artículos que te pueden interesar


¿Te ha servido de ayuda el artículo? ¡Compártelo en redes sociales!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resultados de competiciones AEP