Soy Powerlifter

Ed Coan, el mayor powerlifter de la historia

Ed Coan powerlifting

Ed Coan es el mayor powerlifter en la historia de este deporte. Increíble, Ed es el equivalente en Powerlifting lo que Michael Jordan, Muhammad Ali, Babe Ruth, Richard Petty o Joe Montana a sus respectivos deportes. Coan es uno de los mejores de todos los tiempos, un inmortal; fácilmente el mejor del mundo en lo que hace.

Coan ha levantado más peso que cualquier hombre en la historia del Powerlifting, independientemente de peso corporal.

En diciembre de 1998, levantó 455 kilos en sentadillas, 260 kilos en press de banca y 400 kilos en peso muerto sumando un total de 1.115 kilos. Pesaba 107 kilos.

Coan es un asesino de gigantes y Powerlifting es la tierra de los gigantes. Los powerlifters de las categorías pesadas son el grupo identificable más fuerte sobre la faz de la tierra: estos atletas poseen un tamaño, estatura y fuerza increíble. Pero Ed Coan rutinariamente vencía a estos monstruos y lo hacía con una facilidad asombrosa.

Ed Coan ha ido donde ningún powerlifter ha ido antes y lo ha hecho a pesar de la enorme desventaja de peso corporal.

Para agravar su grandeza hay que tener en cuenta la longevidad de Coan: ganó su primer campeonato nacional en 1983, su primer título mundial en 1984 y no ha sido derrotado en ninguna competición en las que participó durante dieciséis años.

Ed domina su deporte tan a fondo como lo hicieron Joe Di Maggio o Jimmy Brown, en sus respectivos ámbitos de béisbol y fútbol. Coan ganó títulos mundiales en cuatro categorías de peso y su reinado no tiene precedentes.

Parece muy probable que Ed será capaz de mantener su dominio en el futuro previsible: después de todo, Coan tiene treinta y cinco años y podría competir durante otra década manteniendo o incluso mejorando su actual nivel.

Es un hecho real (y aterrador por su competencia) la posibilidad de que Coan pueda gobernar durante el próximo milenio. Parece hacerse más fuerte a medida que crece y asumiendo que puede evitar lesiones, Coan puede continuar acumulando títulos y récords.

Ed Coan comenzó su dominio por primera vez como un levantador de 82 kilos. Levantó 350 kilos en sentadilla y en peso muerto, mientras que en press de banca levantó 220 kilos. Ganó peso durante la veintena plantándose en 89 kilos – Ed Coan levantó 390 kilos en sentadillas, mientras que en press de banca levantaba poco más de 225 kilos.

Se elevó a la estratosfera como un levantador de 100 kilos, estableciendo más de setenta récords del mundo y convirtiéndose en el hombre con menos peso que consiguió romper la barrera de los 1.000 kilos.

Su longevidad no tiene precedentes y su dominio internacional es hasta el día de hoy total. El abismo entre él y el resto de competidores es tan amplio que ganaba títulos mundiales con márgenes de 90, 130, 180 o 200 kilos. Este es un deporte en el que una victoria de veinte kilos se considera una aniquilación.

¿Cuál es la diferencia de Ed Coan con el resto del mundo? Cuando rompió la barrera de 1.000 kilos, el segundo mejor powerlifter de 100 kilos hizo 950 kilos de total. Coan, matemáticamente, fue un 14,5% mejor que el siguiente mejor powerlifter en el mundo.

Imagina el alboroto que se produciría si un velocista redujera el récord mundial existente de 100 metros lisos en un 14.5%. Bajar 1.43 segundos del récord mundial actual de 9.83s, registrando un récord increíble de 8.40 segundos.

El pasado diciembre Coan superó el récord total de powerlifting con unos históricos 1117,5 kilos. Se convirtió en el levantador de peso más grande de todos los tiempos. Cualquier atleta que puede superar las anteriores marcas de los levantadores que se encuentran en el Salón de la Fama como Bill ‘Kaz’ Kazmaier (150 kilos) o del gran, OD Wilson (190 kilos), merece alabanza. Ten en cuenta que Kaz dejó la histórica marca de Powerlifting con un total de 1100 kilos en 1981. ¡Rompió la marca de 1097 kilos de Don Rheinhout (158 kilos), que se había mantenido desde el año 1975!

Kaz rompió el récord de Don, y OD consiguió 1099 kilos en 1988 para romper el récord de Kaz que a su vez había mantenido durante siete años.

¿Quién superó a los Dioses powerlifting? Fue el increíble Ed Coan en 1998. Ed pesaba 40-80 kilos menos que los inmortales y esto es casi incomprensible. Si Ed, al término de su último levantamiento de peso muerto con 402 kilos, hubiera extendido sus brazos y comenzado a volar alrededor del auditorio, sus rivales no podrían haberse quedado más sorprendidos.

Ed ha estado haciendo lo imposible desde los días en los que Reagan era presidente, la Guerra Fría todavía no había terminado y Bill Gates era un estudiante de primer año de Harvard. Para los que entrenáis con pesas y buscáis mejorar vuestro cuerpo, Ed Coan puede ofrecerte una mejor manera: un método diseñado para estimular el desarrollo físico de cualquier persona.

Con el tiempo, su rudimentario método de entrenamiento con pesas adquirió más sutileza, matiz y sofisticación. Después de dos décadas, el método de Coan es una obra de arte. Ed Coan utiliza el mismo enfoque básico para la formación que ha venido usando durante más de veinte años. A nivel fundamental, el método de Coan puede (y debe) ser utilizado por cualquier persona que busque el tamaño, la fuerza y la masa muscular magra. En otras palabras, el método de Coan debe ser utilizado por cualquier persona que entrena con pesas.

Ed ha codificado y sistematizado su método de entrenamiento de la fuerza y el desarrollo físico para aquellos que siguen rigurosamente sus consejos. Este hecho fisiológico se ha demostrado una y otra vez, no sólo por Ed Coan, sino por los levantadores de peso y atletas profesionales que siguen la filosofía de Ed.
Ed presenta principios y mandamientos que pueden ser utilizados por gente de todos los tamaños, de cualquier condición física, edad y género.

¿Es esto algún tipo de argumento de venta enrevesado? Difícilmente, estamos simplemente alertando el hecho hombre más fuerte del mundo tiene un método y cualquier competidor que quiera mejorar va a entender la implicación: Coan comparte veinte años de conocimientos y de formación y esa es buena noticia.

Ante esto cualquier persona que se encuentre estancada se alegrará. Ed ha diseñado y probado un método que permite al atleta aumentar su tamaño muscular, la potencia y fuerza, con una mínima inversión de tiempo.

El sistema de Coan consiste en entrenar un grupo muscular una vez por semana después dejar descansar dicho grupo muscular durante una semana completa.

La inversión total semanal de tiempo es mínima. El secreto es la intensidad. Coan utiliza un equilibrio de ejercicios, series, repeticiones y tiempo. Tiene ideas específicas sobre la secuenciación y periodización.

Coan es un sumo sacerdote de la técnica, un Maestro Jedi, y esta reverencia por la técnica es una piedra angular de su filosofía. Rutinariamente programa períodos de descanso «activo» para permitir que su cuerpo se recupere.

El sistema de Coan se basa en la periodización.

Si quieres mejorar en tu ámbito deportivo, lee las palabras y los métodos del mayor levantador de pesas de la historia.


¡Comparte el artículo en redes sociales!

Artículos que te pueden interesar


Hay 2 comentarios para Ed Coan, el mayor powerlifter de la historia:

  1. Avatar planet dice:

    Lástima que no cuenten la historia completa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Asesorías de Powerlifting 💪!

Avatar
Holler Box