El remo con barra es uno de los mejores ejercicios que puedes hacer para construir una espalda grande y fuerte. Este ejercicio lo podrás encontrar en casi todos los programas de entrenamiento de fuerza. En este artículo vamos a analizar la técnica básica y los beneficios de este gran ejercicio.

¿Qué es el remo con barra?

El remo con barra es un ejercicio de espalda que ha sido utilizado por levantadores y culturistas de alto nivel durante décadas. Es por eso que es un elemento básico en los programas de entrenamiento de fuerza como Stronglifts 5×5, Starting Strength o Madcow.

Por lo general, se realiza en una posición inclinada con la espalda paralela al suelo. Para realizar este ejercicio, empuja ligeramente el suelo con las piernas, luego tira de la barra con un movimiento de remo hasta que toque la parte inferior del pecho o las costillas, luego baja la barra al suelo.

El remo con barra clásico a menudo se confunde con el remo Pendlay, que es el mismo movimiento, excepto que no intervienen las piernas para ayudar a levantar la barra del suelo. Esto reduce la cantidad de peso que puedes levantar, pero también hace más énfasis en la parte superior del cuerpo.

Técnica del remo con barra

Para realizar correctamente la técnica del remo con barra, debes seguir los siguientes pasos:

  • Colócate en frente de una barra cargada con los pies separados a la altura de tus hombros.
  • Respira profundamente, agáchate y agarra la barra como lo harías en peso muerto.
  • Mantén la espalda recta y paralela al suelo. Eleva las caderas según sea necesario.
  • Aún conteniendo la respiración y manteniendo los brazos rectos, inicia el movimiento extendiendo ligeramente las caderas y las rodillas para levantar el peso del suelo y generar impulso.
  • Manteniendo la espalda plana, continúa tirando de los codos hacia el techo hasta que la barra toque tu torso en algún lugar alrededor de la parte inferior de la caja torácica.
  • Con las manos aún agarrando la barra, permite que el peso vuelva al suelo de manera controlada.

Músculos involucrados

Algunas personas piensan que el remo con barra solo entrena los músculos de la espalda. Y si bien esto es cierto, también entrena los brazos, los hombros e incluso las piernas hasta cierto punto cuando se hace correctamente.

El remo con barra desarrolla específicamente los siguientes músculos de la espalda:

Así como varios músculos de los brazos y hombros:

  • Bíceps braquial
  • Antebrazos
  • Deltoides posteriores

Y en menor medida también entrena los músculos de las piernas:

Hay muchos ejercicios que puedes usar para entrenar tu espalda de manera efectiva, pero la investigación y la experiencia muestran que el remo con barra es uno de los mejores.

Beneficios

Este es un ejercicio que tiene diferentes beneficios dependiendo de la persona que lo realice. 

Transferencia para otros movimientos

Dado que es un ejercicio en el que se puede cargar bastante peso y trabajan múltiples músculos a la vez, notarás la transferencia a otros ejercicios. Por ejemplo, puedes mejorar la fuerza de despegue en peso muerto.

Mejorar la mecánica de las bisagras de la cadera

Ya sea que el peso salga del suelo o de una posición elevada, el torso debe estar reforzado y las caderas deben estar contraídas para mantener la mecánica. Por esta razón, es un gran ejercicio para usar cuando el objetivo es expresar la fuerza desde una posición con bisagras de cadera.

Variaciones del remo con barra

Si solo realizas remo con barra, obtendrás una espalda que está muy por encima de la mayoría de los otros levantadores de tu gimnasio. Pero existen otras variaciones que vale la pena aprender y probar según tu anatomía, movilidad, material disponible, preferencias e historial de lesiones.

Remo Pendlay

El remo Pendlay (llamado así por el entrenador olímpico de Halterofilia Glenn Pendlay) es casi idéntico al remo con barra convencional con una diferencia clave: no empujas con las piernas para ayudar a levantar la barra del suelo.

Mantienes la espalda y las piernas casi inmóviles, y tiras de la barra con los brazos hasta llegar a las costillas inferiores y luego la devuelves al suelo. En otras palabras, sería una versión más «estricta» del remo con barra.

Remo Yates

El remo Yates es una especie de remo con barra que implica un agarre supino (palmas hacia arriba) y una postura más erguida. El torso generalmente estará en un ángulo de aproximadamente 45 grados respecto al suelo en lugar de horizontal.

Un problema con el remo Yates es que el rango de movimiento es mucho más corto que el remo con barra convencional, y los ejercicios con un rango de movimiento más corto son generalmente menos efectivos para desarrollar músculo.

Dicho esto, puedes mover más peso con el remo de Yates, por lo que puedes compensar parte del estímulo perdido con el rango de movimiento más corto. Tampoco involucra mucho las piernas, por lo que es un ejercicio más puro de tren superior.

Remo con mancuernas

El remo con mancuernas es similar al remo con barra convencional, pero implica el uso de mancuernas en lugar de una barra. También entrena el cuerpo de manera unilateral, en lugar de ambos lados.

Esta es una de las mejores variantes porque es fácil de realizar y progresar. Además, permite un amplio rango de movimiento y puede ayudar a prevenir desequilibrios musculares entrenando cada lado de la espalda de forma independiente.

Remo Gironda

Esta variante se realiza con una polea que podrás encontrar en la mayoría de los gimnasios comerciales. La mecánica es muy sencilla. Te sientas en el banco apoyando los pies en la plataforma y agarras la manija que está unida al cable. Manteniendo la columna más o menos recta tiras del cable hacia tu estómago. Aprende más sobre este ejercicio en el siguiente enlace.

Remo en punta

Para realizar el remo en punta debes tomar el agarre cerrado de una máquina de remo y tirar de él contra el extremo de una barra cargada. El remo en punta no es tan exigente técnicamente como el remo con barra convencional, lo que lo convierte en un buen ejercicio para cuando ya estés fatigado.

Deja una respuesta